Las Cortaderas, Santa Cruz.

Este último fin de semana, salimos a dar la vuelta por el antiguo camino de Las Crotaderas, al cual se accede desde Santa Cruz, saliendo hacia Lolol, luego buscando Yaquil, para ahí tomar una pesada cuesta que es el camino que nos lleva a Las Cortaderas. Son aproximadamente 15 kilómetros hasta este punto. Aquí comienza abruptamente una pesada subida que a momentos se suaviza para que en la próxima curva se empine más pesadamente. Así se continúa por unos cuantos kilómetros hasta encontrar un mirador con una sombrilla de modernos diseño arquitectónico, lamentablemente no señalizada en ninguna parte, por lo que es desaprovechada por completo. Seguimos ruta y continuamos subida, tras subida, se vuelven interminables, y cuando parece que ya se está llegando a la cima, nos encontramos con que el camino sigue  subiendo más y más. Hasta que por fin en una de estas interminables subidas se llega a la cima y comienza una de las bajadas, larga y que recorre un sector algo más poblado, en donde se van encontrando las casas a la orilla del camino. En una de ellas pedimos agua.

Pero como todo lo que baja, cuando vas por serranías en cleta, lo tienes q volver a subir jaja. Luego de el hermoso cruce, por un badén, de un arroyito, comienza una nueva y difícil subida, la cual continúa y continua hasta llegar a la cima en el sector de un cruce de caminos y una escuelita perdida entre los cerros. Este lugar está rodeado de hermosos bosques de pino, aunque de artificial plantación, dan un magnifico espectáculo a la vista. Nuevamente al seguir el camino una bajada, y como toda bajada tiene su fuerte pendiente en subida, pero ya era la última, ya que al llegar a esta comenzaba una más fuerte pendiente en bajada, con un camino en zig zag, de cerradas curvas. En este tramos llegamos a velocidades de más de 60 km/hr para luego aplicar frenos a fondo y poder tomar la curva. Hasta llegar al valle y luego de recorrer un par de kilómetros por tierra, se encuentra con la caretera asfaltada que une Santa Cruz con Lolol. Aquí tomamos hacia Santa Cruz, todo plano hasta llegar a la cuenta la Lajuela, que la verdad pareció una cuestita al lado de todo lo que habíamos subido antes, por lo que no costó mucho para llegar arriba y bajar a toda velocidad hasta el valle de Santa Cruz, en donde en unos pocos kilómetros arribamos después de 7 horas y 45 minutos.

En resumen una salida más que buena, un poco difícil, pero que se hizo con mucho compañerismo y se disfruto a lo más.

En mapa del recorrido.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.